¡IMPORTANTE! No olviden seguirnos en las redes sociales para estar más al tanto de las actualizaciones del blog ^^ Irissë Eärwen Fan page Oiolossëo Ckdy

19 oct. 2016

Fahrenheit 451 - Ray Bradbury #CL_LittleBlue

¡Hola Mundo! Quiero contarles que me uní a otro Club de Lectura y en el mes de octubre leímos Fahrenheit 451 de Bradbury. Les dejo la información del click en este link AQUÍ, por si quieren participar.



Fahrenheit 451: La temperatura a la que el papel se enciende y arde.

Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado de helicópteros está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros.
Como en 1984 de George Orwell, como Un mundo feliz de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo. La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 k/h persiguiendo peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.


Mi opinión:

Al terminar de leer este libro, quedé con una sensación de desasosiego increíble. Me angustió el mundo en el que vive Guy Montag, el protagonista.

Como dice la sinopsis, Guy es un bombero que se dedica a quemar libros, estos están prohibidos, todos, porque generan discordia y sufrimiento en las personas, que se empiecen a cuestionar cosas y eso evita que sean felices.
Ésta sociedad vive encerradas en sus casas viendo la tv mural y escuchando todo el día por sus auriculares todo lo que los medios les dicen y creyéndolo a tal punto que le dicen "familia o parientes" a las personas que aparecen en la tv y les hablan todo el día... y noche.

La gente ya no habla entre sí, Guy no conoce a la persona que hoy es su mujer, porque llevan años sin hablarse más que para las cosas cotidianas, pero no, no sabe quien es ella y está seguro que si muriera, no lloraría.
"Qué gracioso, qué gracioso, no recordar cuándo se conoció al marido o a la mujer."

"Y recordó que había pensado entonces que si ella se moría, él, Montag, no derramaría ni una lágrima. Pues sería como la muerte de una mujer desconocida, de una cara en la calle, de una imagen del periódico, y de pronto todo le pareció tan falso que se echó a llorar, no ante la idea de la muerte, sino ante la idea de no llorar la muerte."

Todo cambia en Guy cuando conoce a Clarisse, su vecina. Y ella comienza a hacerle preguntas que lo incomodan, para las que no tiene respuestas, no está entrenado para eso. Ella le habla del sol, la luna y las estrellas haciendo que Guy se de cuenta que hace años que no las mira. Entonces... comienza a robar libros.

Aparece, luego, el capitán de bomberos de la estación donde trabaja Guy que se da cuenta que él ha robado un libro, le dice que siempre llega el momento en que un bombero es débil y se comienza a preguntar que es lo que contienen los libros, por qué hay gente que arriesga su vida por ellos. Y le habla con estas palabras:

"No nacemos libres e iguales, como dice la Constitución, nos hacemos iguales. Todo hombre es la imagen de todos los demás, y todos somos así igualmente felices. No hay montañas sobrecogedoras que puedan empequeñecernos, no hay genios, todos somos iguales. La conclusión es muy sencilla. Un libro en manos de un vecino, es un arma cargada. Quémalo. Saca la bala del arma...
Afuera los conflictos. Mejor aún, al incinerador. ¿Los funerales son tristes y paganos? Elimina los funerales. A los cinco minutos de morir, el hombre ya está de camino a la Gran Caldera: incineradores abastecidos por helicópteros y distribuidos todo a lo largo del país. Diez minutos después de la muerte, el hombre es una motita de polvo oscuro. No aflijamos a los hombres con recuerdos. Que olviden. Quememos, quemémoslo todo. El fuego es brillante y limpio."

Y así, con esa idea, se mueve esa civilización que está comenzando a asquear a Guy. Una sociedad que no se interesa por nadie más que si mismo y su propia tranquilidad que es creada por la publicidad, por la información que reciben cada 5 minutos haciendo que olviden todo lo demás, incluso las cosas que les deberían preocupar.

En un momento del libro Guy le pregunta a una de las vecinas que han ido de visita a su casa a ver a los "parientes" de su esposa, cómo está su marido, ya que escuchó que se viene una nueva guerra y él está en el ejército, la respuesta de la mujer me dejó helada:
"—No estoy preocupada —dijo la señora Phelps—. Dejo las preocupaciones a Pete. —soltó una breve risita—. Dejo que Pete se preocupe. Yo no. Yo no me preocupo.
—Sí —dijo Millie—. Dejemos las preocupaciones al viejo Pete.
—Dicen que es siempre el marido de otra el que muere -respondió la señora Phelps sonriendo."

Mi pensamiento ahí fue "WTF?", ¿realmente podemos llegar a un punto de desconexión tan extremo que nada nos importe?
Sé que este libro nos muestra algo extremista, pero miras a tu alrededor y ver a todo mundo sin despegar los ojos de sus celulares, a pesar de estar con otra persona tomando un café. O salir a cenar y ver a tantos comiendo con sus cel y mirando las pantallas de las distintas redes sociales, leyendo otras cosas en vez de charlar unos con otros y así entretenerse, fuera del hecho de conocerse. En fin.

Este libro cuenta con dos cuentos más que no me da mucha gana de comentar, el primero es el de un hombre que ve que los niños pequeños son unos salvajes que hacen daño, que son bestias y zorros esperando dañar a los nuevos niños que van al parque de diversiones cerca de su casa a jugar. Ese hombre no quiere llevar a su hijo ahí, pero su hermana sí, dice que eso lo hará más fuerte, lo hará tener la fuerza para enfrentarse a otros y así. La cosa es que como decide ponerle fin a eso, me pareció... no sé, no me gustó nada ese cuento. Y el segundo cuento que hablaba de la exterminación de la raza blanca sobre la tierra y como los otros países perseguían a los blancos, les robaban y mataban porque estaban luchando por su libertad, es igual de apocalíptico. Odio engendra odio, nada más.

Al finalizar este reseña quiero dejarles algunas palabras con las que se despide Bradbury cuando ya has terminado la historia principal, Fahrenheit 451:
"Llénate los ojos de asombro, vive como si fueses a morir en los próximos diez segundos. Observa el universo. Es más fantástico que cualquier sueño construido o pagado en una fábrica. No pidas garantías, no pidas seguridad, nunca hubo un animal semejante. Y si alguna vez lo hubo, debe de ser pariente del perezoso, que se pasa los días cabeza abajo, colgado de una rama, durmiendo toda la vida. Al diablo con eso, sacude el árbol, y que el perezoso caiga de cabeza.
... porque no hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee, que no aprende, que no sabe. Si el baloncesto y el fútbol inundan el mundo a través de MTV, no se necesitan Beattys -el capitán de bomberos- que prendan fuego al queroseno o persigan al lector"

¡Saludos y que tengan un excelente día!

8 comentarios:

  1. Hola!!!

    Me encantó este libro cuando lo leí, es tan extremista que cumple su función de asombrarnos, lo de la desconexión es una genialidad casi profética, la sociedad es cada día más indolente frente al dolor ajeno. No leer, no pensar, quedarse viendo televisiones enormes del tamaño de una pared, llega a dar miedo que todo se esté cumpliendo. Me encantó la última reflexión de Bradbury, de hecho se va al twitter jajaja. Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. una reseña increible, a ver que tal todas las de club, has sido la primera en hacerla jejej te has adelantado hasta a los organizadores xD :)

    un besazo guapa

    ResponderEliminar
  3. Hola! me has animado muchísimo a leerlo! Y ya lo tengo en la estantería así que a ver si me animo en estas semanas! Te espero por mi blog, besos :D

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Pues esta historia me llama muchisimo la atención y la verdad no sé porque todavía no me animo con ella, creo que estoy esperando conseguir el libro en físico pero en mi ciudad no lo he podido encontrar. Al final tendré que leerlo en digital :S
    Me alegra mucho que hayas disfrutado de la lectura y se ve que deja una bonita reflexión.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es una vergüenza lo PENDIENTE que tengo este libro y cómo me voy olvidando. Gracias por tu reseña, porque sé que este es de esos que hay que leer y que además, voy a disfrutar muchísimo. Y pensar otro mucho.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Ohhh pues bienvenida XD Yo esta lectura nola hice pero espero poder compartir otra.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    Este es uno de esos libros que sé que tengo que leer algún día, pero siempre lo voy posponiendo. He leído tantas cosas sobre él, tanto positivas como negativas, que tengo mis dudas de que me vaya a gustar.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Me encantan las distopias pero este libro en particular no me llama para nada, creo que no es el mío.
    Gracias por la reseña

    Besos

    ResponderEliminar